Me gusta escribir literatura barata y comer bombones hasta las 4 de la madrugada. Echar un pitu sentada en el tejado y observar el amanecer a su lado. Odio llorar, los helados de limon y esa sensacion que tienes cuando estas "enamorada". Ama(ba) a 4 personas que juegan a ser dios e idolatro a Pablo Neruda y Paulo Coelho. Ver el fuego me tranquiliza, parar el reloj para creer que el tiempo no pasa y escuchar la musica a tope, rebentandome los oidos, para sentirme un poco mas cerca de ese dia que tan atras quedo. Un cigarrillo de madrugada mirando el mar, disfrutando del olor a nicotina mezclado con la suave brisa marina, y tu mano en mi cintura, por supuesto. Odio la frialdad aunque yo soy la primera que tiene el corazón congelado. Aborrezco a las gaviotas, los martes a las 10 de la mañana, los odio, no puedo vivirlos. Gran fobia a las arañas, no podría vivir sin mi singular gato. Un cafe a las 7 de la tarde en la terraza de siempre, soñar hasta ver la realidad completamente distosionada, un trago de wiskie y para la cama a seguir soñando(con él). Tirar fotos antiguas y quemar recuerdos. Hacer poesia, sobre tu cuerpo. Perder el norte con tus te quiero, llover miradas, secuestrar tus escalofrios. Dibujarnos infinitos en la barriga. Obsesionada de las pulseras de colores y los collares de cruzes(aunque aun no me he puesto ninguno). Intento desde hace tiempo encontrar una dirección que seguir, pero cuando el dedo no para de temblar, es complicado escoger el camino adecuado.

miércoles, agosto 8

El arte de lo diferente

Me llamaban rara, ellos, ignorantes del arte, ignorantes de la belleza que hay detras de los versos de un poema o de los sentimientos escondidos tras la historia de una novela. Me llamaban rara aquellos que no conocen el significado de la soledad y su armonia. El perfecto ritmo de las canciones antiguas y el sonido de las goteras de la lluvia. Me llamaron rara. Rara por querer conocer el arte en todas sus formas. La poesia entre las curvas de su cuerpo, el calor que destila la pasion surgida de la union de dos corazones iguales y a la vez diferentes, contrarios, opuestos en todas sus formas. Me llamaron rara aquellos dias al atardecer, y en cada madrugada en la que un roce de labios hacia surgir una magia similar a la que envuelve el ambiente de una biblioteca antigua.

Me sentia (y siento) diferente, prefiero llamarme asi, aunque la palabara rara tambien suena bien. Rara, unica, extraña, que diferencia hay entre estas palabras? Que daño puede hacerle que a alguien la denominen asi si a esa persona le gusta como es ella misma?. El arte de ser diferente, que bonito es, joder! Y como lo amo, le amo con todas mis fuerzas.

El arte, arte en todas sus formas. Y ser rara es parte del arte, parte de ese mundo al que solo unos pocos pueden pertenecer al 100%. Porque al fin y al cabo todos somos arte, arte en sus diferentes manifestaciones. El mar, el amor, la brisa otoñal, la musica, los libros, el odio, la amistad, la poesia. Arte, arte, arte por todas partes. Vivimos envueltos en el arte y eso no es bonito, no, eso es hermoso. Amar al arte, amarlo y os prometo que vuestra vida tendra algo mas de sentido.